"El MITO de la CARNE y las PROTEÍNAS animales". 

Las proteínas cumplen un papel fundamental en la mayoría de los procesos biológicos de nuestro organismo, se estima que el cuerpo humano contiene alrededor de 100.000 tipos de proteínas diferentes, cada una con una función especifica. Estas macromoléculas están a su vez formadas por unidades pequeñas llamadas aminoácidos, estas unidades se combinan y van dando origen a los diferentes tipos de proteínas que se conocen. Existen 20 tipos de aminoácidos de los cuales 8 son de carácter esencial, es decir, deben ser incorporados en nuestra dieta diaria, para así garantizar un óptimo funcionamiento de nuestro cuerpo.

Las carnes y en general los alimentos de origen animal cumplen con la característica de poseer todos los aminoácidos esenciales, es por eso que estos productos suelen denominarse alimentos proteicos de alto valor biológico, ya que entregan a nuestro cuerpo una proteína completa. Las proteínas de origen vegetal, se conocen como de bajo valor biológico, ya que en su estructura a veces carecen de algún aminoácido esencial, sin embargo, consumir una variedad de alimentos vegetales durante el día puede proveer de todos los aminoácidos esenciales necesarios, esto se fundamenta en lo que se conoce como “complementación aminoacidica”. Dicha complementación es mezclar alimentos ya que el aminoácido que no tiene un alimento, el otro si lo posee, es decir, si se juntan estos alimentos en un plato se obtiene una proteína completa.

Algunas sugerencias de complementación son:

- Arroz con garbanzo
- Lentejas con arroz
- Arroz con alubias.
- Porotos con tallarines

Existen otros alimentos de origen vegetal como la soya y la quinua que no requieren de
la complementación aminoacídica, ya que son capaces por si solas de proporcionar las necesidades proteínicas en forma tan eficaz como la proteína de origen animal.